El Versiculo del Día

Mi Jesus

viernes, enero 15, 2010

Bellas Palabras - Nuevo Testamento (1ª Temporada)

.

CD1




01 Introduccion al N Testamento 1




02 Introduccion al N testamento 2




03 Mateo




04 Marcos




05 Lucas




06 San Juan




07 Hechos Parte 1




08 Hechos Parte 2




09 Hechos Parte 3




10 Romanos Parte 1




11 Romanos Parte 2




12 Primera Corintios




13 Segunda Corintios




14 Galatas




15 Efesios




16 Filipenses




17 Colosenses




18 Primera Tesalonisences




19 Segunda Tesalonisences




20 Primera Timoteo Parte 1




21 Primera Timoteo Parte 2




22 Tito





Bajar CD1 Completo








CD2




01 Segunda Timoteo




02 Hebreos Parte I




03 Hebreos Parte II




04 Hebreos Parte III




05 Hebreos Parte IV




06 Santiago Parte I




07 Santiago Parte II




08 Primera Pedro Parte I




09 Primera Pedro Parte II




10 Segunda Pedro




11 Primera Juan




12 Segunda y Tercera Juan




13 Judas





14 Apocalipsis Parte I



15 Apocalipsis Parte II




16 Apocalipsis Parte III




17 Apocalipsis Parte IV




18 Apocalipsis Parte V







Bajar CD2 Completo





.

John Vernon McGee - Estudio Libro de Efesios




Contenido y estructura

El texto de la carta consta de dos secciones principales. La primera (1.3–3.21), de índole doctrinal, se presenta a continuación de unas palabras iniciales de saludo (1.1–2). La segunda (4.1–6.20) contiene una serie de exhortaciones a vivir de acuerdo con la vocación y la fe cristiana. Por último, un breve epílogo pone punto final a la carta (6.21–24). La sección doctrinal comienza con una alabanza a Dios (1.3–14), que nos escogió en Cristo desde antes de la creación (v.4) y nos predestinó «para ser adoptados hijos suyos por medio de Jesucristo» (v.5). Esa elección y destino pertenecen al «misterio de la voluntad» divina, ahora manifestado, de que tanto judíos como gentiles son llamados a participar de los beneficios de la redención (1.7; 2.11–22).

En una oración de gratitud y súplica por la fe y el amor de los efesios (1.15–23), Pablo evoca la grandeza del poder de Dios (1.19) y el señorío único y definitivo de Jesucristo, cabeza de «la iglesia,... plenitud de Aquel que todo lo llena en todo» (1.22–23). El capítulo 2 recuerda a los lectores que, aunque antes estaban muertos en sus «delitos y pecados» (2.1–3), ahora son salvos por gracia (2.5) y forman parte de un pueblo único, en el que no hay diferencias de clase ni enemistades de raza (2.14–16), pues todos en él pertenecen a la familia de Dios (2.19–22). El misterio de la salvación de los no judíos fue revelado por el Espíritu a los santos apóstoles y profetas de Cristo (3.5). Y también lo ha sido a Pablo (3.3), ministro como ellos, escogido por Dios para anunciar el evangelio a los gentiles (3.8).

En la segunda sección, el apóstol exhorta a guardar «la unidad del Espíritu en el vínculo de la paz» (4.3–6), lo que en nada se opone a la diversidad de los dones espirituales que deben estar siempre presentes en la iglesia (4.7–16; cf.1 Co 12).

La vocación cristiana ha de manifestarse en la renovación profunda de la persona, con el abandono de los antiguos hábitos perniciosos y haciendo concordar pensamientos, palabras y actitudes con la realidad de la nueva vida en Cristo (4.22–24). Los principios del Espíritu: «bondad, justicia y verdad» (5.9), deben gobernar el corazón de los creyentes y presidir todas sus relaciones humanas: de esposas y esposos, de padres e hijos, y aun de amos y esclavos (5.21–6.9).

Particularmente importante es el pasaje 5.21–33, donde el autor establece un paralelismo entre la unidad esencial de Cristo y su iglesia y la figura del matrimonio. La sección concluye con una exhortación a luchar contra el mal. La indumentaria y las armas del soldado inspiran a Pablo la figura militar que hallamos en 6.10–20, con la cual, más una última nota de despedida, termina el cuerpo central de la carta.

Escuchar On Line Introduccion




Descarga Los estudios en Mp3 haciendo Click en el titulo

Introduccion a los Efesios




Creditos: Gracias a Fernando !!!!


.

PRIMICIAS, EL DIOS SEMILLA Y LA APOSTASÍA

Credito: Escrito por Vicente Mercado Santamaría



“Y muchos falsos profetas se levantarán, y engañarán a muchos; y por haberse multiplicado la maldad, el amor de muchos se enfriará”

(Mateo 24 : 11)



Amada Iglesia:

Acababa de salir del culto el primer domingo de este año, donde tomamos la santa Cena, en la cual experimentamos un gozo y un amor sobrenatural que todos notamos y comentamos, cuando me dirigía a mi casa, con la costumbre de sintonizar alguna emisora cristiana en el camino y de repente aterricé desde la nube confortable del culto a una terrible e indignante realidad, parecida a la que se siente al encontrar un ladrón dentro de nuestra casa.

Sucedía que el predicador del momento, urgía a los oyentes que corrieran a llevar las “PRIMICIAS” de su salario o de las ganancias del nuevo año a la emisora radial. Decía que en caso de ser como muchos de los oyentes, muy pobres, podrían dar las primicias de frutas o animales de su patio, y en caso de no poder desplazarse al lugar, podrían llamar por teléfono, para que un cobrador en moto recogiera las primicias, junto con alguna otra “SIEMBRA” de dinero, y así poder ganarse como recompensa de Dios una gran bendición económica en el resto del año, cumpliendo con un mandato de la Ley de Dios.

Esta vez solo reclamaban las “primicias”, además de las “siembras”, pero en esa misma emisora, la llamada “Radio Minuto” de nuestra ciudad, propiedad del exlocutor autodenominado “apóstol” Sergio Ramírez, hace uno o dos años otro predicador pedía “el rescate” en dinero de cada uno de sus hijos, según la ordenanza o Ley del Antiguo Testamento, diciendo mentirosamente que las enfermedades, pecados, drogadicciones y problemas de esos hijos, se debía la mayor parte de las veces a no haber pagado ese “rescate” de la Ley mosaica.


Esa es la predicación diaria de esa emisora, supuestamente “cristiana”, pidiendo frenéticamente que les lleven dinero de “siembra” a la empresa radiofónica del señor Ramírez, para que se sane el familiar enfermo, para conseguir empleo, para solucionar algún problema o aún para la conversión de los hijos rebeldes. Entre más dinero más grande el milagro.

Supimos también que la noche de navidad, sugestionaron o coaccionaron a los asistentes al culto en esa emisora, con promesas de recompensa divina, por supuesto, para que cien personas “sembraran” cada una un millón de pesos (quinientos dólares) como regalo de Nochebuena al señor Ramírez, además de algunos otros que dieron una cantidad diez veces mayor. Suponemos que esa noche pudo comprarse otro apartamento este hábil manipulador y extractor de dinero, con el nombre de Cristo como pretexto.

Hay que hacer notar que el noventa por ciento de la asistencia a esa iglesia radial es gente muy humilde, habitantes de los tugurios o de la clase media baja de nuestra ciudad, los cuales han declarado en los micrófonos, que a veces han tenido que devolverse a sus casas caminando seis y hasta diez kilómetros, por haber dado las últimas monedas con que pudieran tomar un autobús, en “siembra” para el “apóstol” Ramírez. Esto lo dice sin vergüenza alguna, manipulándolos, sugestionándolos y engañándolos, como si se tratara de una hazaña religiosa, el mencionado “apóstol”.

Creemos que no solo todas las iglesias cristianas evangélicas de nuestra ciudad deberían levantarse en rechazo y condenación a las herejías y al negocio o estafa religiosa de esa emisora “Radio Minuto”, la cual usurpa el nombre de nuestro Señor Jesucristo, sino que aún debería instaurarse una demanda jurídica o penal por el delito de estafa, para que el gobierno la clausure. Por ello, hacemos una exhortación a la asociación de ministros evangélicos, para que se pronuncie como es su deber.

Toda esa vileza que sucede a nivel local en mi ciudad, es copia de lo que propaga a nivel latinoamericano el Canal de televisión Enlace TBN, propiedad del costarricense Jonás González, otro cínico mercader y falsificador del Evangelio, enriquecido velozmente con el dinero que urge a que le den como “pactos” salvadores del dios Mamón.



La falsas enseñanzas sobre salvación, sanidad y prosperidad alcanzadas mediante "la siembra”, "los pactos” o "la semilla” en dinero, la basan en la supuesta "LEY DE LA SIEMBRA Y LA COSECHA", de su "dios Semilla” o su “dios billete”, como dice la Palabra de Dios:

“No os engañéis; Dios no puede ser burlado: pues todo lo que el hombre sembrare, eso también segará”

(Gálatas 6 : 7)

Pero, omiten el contexto del versículo siguiente:

“Porque el que siembra para su carne, de la carne segará corrupción; mas el que siembra para el Espíritu, del Espíritu segará vida eterna”

(Gálatas 6 : 8)

Y definitivamente, el dinero y la prosperidad material que siembran y cosechan no son espíritu ni para el Espíritu, sino para la carne, para sus vientres.

“Porque tales personas NO SIRVEN A NUESTRO SEÑOR JESUCRISTO, SINO A SUS PROPIOS VIENTRES, y con suaves palabras y lisonjas ENGAÑAN los corazones de los ingenuos”

(Romanos 16 : 18)



Ellos basan su manipulación codiciosa en una LEY (la de siembra y cosecha), mientras que Cristo nos redimió de la Ley;

“Porque TODOS LOS QUE DEPENDEN DE LAS OBRAS DE LA LEY ESTÁN BAJO MALDICIÓN, pues escrito está: Maldito todo aquel que no permaneciere en todas las cosas escritas en el libro de la ley, para hacerlas.

Y que POR LA LEY NINGUNO SE JUSTIFICA PARA CON DIOS, es evidente, porque: El justo por la fe vivirá; y la ley no es de fe, sino que dice: El que hiciere estas cosas vivirá por ellas.

CRISTO NOS REDIMIÓ DE LA MALDICIÓN DE LA LEY, hecho por nosotros maldición (porque está escrito: Maldito todo el que es colgado en un madero”

(Gálatas 3 : 10)



En ninguna parte del Nuevo Testamento, ni Cristo ni sus apóstoles nos mandaron cumplir obligadamente y bajo maldición las leyes del Antiguo Pacto de primicias, diezmos y rescates. Si fuere asunto tan grave como dicen estaría repetidamente ordenado y enseñado en el Evangelio.

Pero, hoy es frecuente escuchar la mayoría de sermones basados en el Antiguo Testamento y no en el Nuevo Testamento que Cristo nos dejó, como si con Cristo nada hubiere cambiado.

Dios mismo invalidó “la Ley de la siembra y la cosecha”, con su Gracia, aún desde el Antiguo Pacto, tal como dice la Palabra:

“Más si el justo se apartare de su justicia y cometiere maldad, e hiciere conforme a todas las abominaciones que el impío hizo, ¿vivirá él? NINGUNA DE LAS JUSTICIAS QUE HIZO LE SERÁN TENIDAS EN CUENTA; por su rebelión con que prevaricó, y por el pecado que cometió, por ello morirá.

Y si dijereis: No es recto el camino del Señor; oíd ahora, casa de Israel: ¿No es recto mi camino? ¿no son vuestros caminos torcidos?”

(Ezequiel 18 : 24)



APOSTASÍA EXTENDIDA

No solo es abominable la maldad o APOSTASÍA que estamos viendo dentro de nuestra Iglesia de Jesucristo, sino que hay momentos que nos desanima grandemente ver campear todo ello y como nos anunciara nuestro Señor Jesucristo, tenemos que luchar para que no se enfríe nuestro amor, como el amor de muchos.

Nos sucede como le sucedía al justo Lot cuando vivía en Sodoma:

“Y libró al justo Lot, ABRUMADO POR LA NEFANDA CONDUCTA DE LOS MALVADOS. Porque este justo, que moraba entre ellos, AFLIGÍA CADA DÍA SU ALMA JUSTA, VIENDO Y OYENDO LOS HECHOS INICUOS DE ELLOS

(2 Pedro 2 : 7)

Descaradamente han convertido al Evangelio de Cristo en una mercadería para hacer dinero y enriquecerse. No temen a Dios y a la condenación eterna que les espera.

“Y POR AVARICIA HARÁN MERCADERÍA DE VOSOTROS CON PALABRAS FINGIDAS. Sobre los tales ya de largo tiempo la condenación no se tarda, y su perdición no se duerme”

(2 Pedro 2 : 3)





En esa actividad mercantilista religiosa hay toda una gama de estilos y falsas doctrinas, desde estos sinvergüenzas descarados o cínicos, hasta los más hipócritas y sutiles en el engaño, que de tan pretendidamente santos no se juntan con el resto de cristianos, pero igualmente voraces por el dinero.

Está tan infiltrada y extendida la APOSTASÍA dentro de la Iglesia, que no solo debemos luchar advirtiendo y denunciándola, sino que TAMBIÉN DEBEMOS LUCHAR CONTRA NUESTRO PROPIO DESÁNIMO Y ENFRIAMIENTO AL OBSERVAR CÓMO ENGAÑAN Y PIERDEN TANTAS ALMAS QUE SE HABÍAN ENTREGADO A CRISTO.

Como dijo nuestro Señor Jesucristo:

“Y muchos falsos profetas se levantarán, y engañarán a muchos; y por haberse multiplicado la maldad, el amor de muchos se enfriará”

(Mateo 24 : 11)


Hasta aquí la noticia y el mensaje de hoy. Bendición, Gracia y Paz de Dios nuestro Padre y nuestro Señor Jesucristo, y mi sincero saludo de amor fraternal. Vicente Mercado Santamaría.




Cristianos en Acción
Contendiendo ardientemente por la fe (Judas 3)
cristianos.en.accion.hoy@hotmail.com, viramers@hotmail.com

Barranquilla, Colombia


.

La Natividad (Jesús, el nacimiento)

Jesus (su Vida)

La pasion de Cristo